Ya no más llanto





Y la vida se abre paso como dulce luchadora a través del negro cielo, y camina a través del horror del trueno y la carne quemada y las ilusiones despreciadas.








Se hace sitio entre todas las cosas malas, como lo hace la luz entre la espesa negrura de la noche. Llegado el momento de nacer tu risa habrá nacido, como en el momento del llanto no sabrás, de tanto esconder tu alma oscura ni cómo pronunciarlo.
Publicar un comentario en la entrada