La dulce espada asesina...la ramera





¿Hay nobleza en al asesino? ¿ese que mata por una causa justa?¿es justo matar por algún motivo?



Nuestra sociedad se rige por el bien de la mayoría......(esa es la excusa) hemos de contar con quienes hagan el trabajo de limpieza, de extinción de aquellos otros que son una amenaza para la paz de las masas....su valentía y su arrojo les honra y reviste de nobleza actos de cobarde sangría experta.

¿En serio sus matanzas siempre son nobles empresas?¿de verdad que las impulsa la defensa de una mayoría y no los intereses de una minoría oculta y maquiavélica?




La inocencia del indefenso ángel distraído con  el sublime aroma de unas briznas  de hierba es a menudo su cordero de sacrificio, su daño colateral, su pájaro enjaulado...la amenaza a exterminar y la bruja terrorista, incluso Satán disfrazo de ángel con aroma a fresa...la dulce espada asesina...la ramera



El uso de la fuerza no ennoblece bajo ninguna excusa...y aún menos bajo el regio nombre de la justicia. Como si los niños entendiesen de justicia más que de amor, amistad, cariño, verdades o caricias sinceras. Si dejásemos el mal a su libre albedrío campar por los campos de la tierra, jamás provocaría el destrozo que causan los envites de sus brillantes espadas de poder y los disparos de sus cañones ennegrecidos a base de razones opuestas...


Jamás alcanzarán justicia para el mundo, cuando la justicia se ha convertido  en la ramera que presta su nombre y su cuerpo a quienes más obsequios le entregan.
Una es la justicia, sólo una pero con mil caras opuestas, por ella luchan aguerridos cobardes, arrendados hombres de honor, sinceros héroes engañados y hasta los más hermosos ángeles borrachos de razones huecas.





Publicar un comentario