Sólo se va cuando tu la dejas...






A veces...no...siempre, acabo por entender que la oscura complejidad de mi alma, esa complejidad de la vida, del conocimiento, de las relaciones entre las gentes....que la complejidad es un invento humano.....
Nada es complejo. Las cosas importantes, los sentimientos son sencillos.......claros, tiernos, en ocasiones tremendos pero muy, muy simples.....el mundo es un pliego de papel en blanco donde cada cual escoge lo que escribe...



Las cosas importantes en la vida no se pueden poseer, no valen dinero....las cosas importantes no tienen dueño, no hay que preocuparse por ellas cuando están contigo, de donde van ni de dónde vienen, si dejaste  la puerta abierta.... si quieren están ahí, si no quieren siguen su camino.....



   Las cosas primordiales en la vida....no están ahí para que las comprendas, para que desentrañes sus entresijos..Parecen confusas laberínticas, mimeticas, mentirosas pero es su poderosa belleza que te confunde y olvidas respirar su aroma, tocar sus pétalos color perla....olvidas no temer sus espinas, olvidas que simplemente la vida es bella....no es dulce, ni mansa, a veces es tempestuosa y severa, pero forma parte de su esencia equilibrada, la que va y viene porque jamás se queda.




  Jamás se queda...se va. Te deja el recuerdo de su pureza, no quiere lágrimas, no quiere penas, la vida te abandona cuando tu la dejas...



Publicar un comentario en la entrada