Y me cuenta mi utopía...




Cuando la luz entra a través de la celosía, no cuenta, canta, no dice, insinúa, acaricia...Cuando entra recortada, modelada y moldeada, la luz no es pura matemática, es metafísica, no te muestra la verdad, te cuenta mil mentiras, te ilumina y te oscurece, te trae alegría y tristeza, te muestra calor y noche fría...






La luz entrecortada se refleja como hadas que bucean mis paredes y dibuja caminos en el aire. Habla de reencuentros y placeres, de travesías profundas, de vuelos altos sin techo ni redes y de reptantes criaturas de piel fría.
La luz entrecortada de mi celosía no me dice la verdad, me cuenta mi utopía, dibuja y desdibuja mi habitación, mi corazón y mi vida..Un día vi la luz por primera vez, en mi habitación estaba la celosía, ella me mostró el mundo al revés, a través de su misteriosa caricia. ¿Quién tejió tus dibujos en el paño de mi vida que dibuja mis anhelos en el techo como barcas sin timón y corceles sin bridas...?



En mi ventana estaba ella, dibujando mi mundo desde el primer día...Hoy ya no está y el mundo es una vorágine y mi mirada un entrecalado de imposibles curvas y rectas perfectas, que se persiguen y se aman, se odian y se besan...La luna vive detrás, 
el sol, dicen que fuera,
 los árboles me regalan su aroma
 y las aves el trino que inventan...
Ella me arropa, me protege y me reinventa, 
su luz no me asombra en mi noche eterna, 
su dibujo es mi figura.
 Mi imagen no sale fuera.







Publicar un comentario