Oníricos acordes...









Sale la luna y se esconde la copla por las calles morunas de mi cuna sin sombra, y se esconde tímida y asciende reina entre piedras romanas y amantes sin tregua......Mírame, luna, mírame bruja de piel serena, tu que eres moruna como mi alma sin prenda. Tocarte yo quiero, tomarte quisiera entre mis manos heladas de jazmín y azucena, pero hablas callada con voz de azahares, me dices a gritos que mueres al alba......susurras adioses entre almenas doradas meciéndote entre torres, jugando tu juego de amante lejana....... Y al fin de la tarde callada, como clara brisa de piedra que lleva en la boca el aliento a las flores sureñas que sueñan el alba, regresas subida a la grupa de un corcel que cabalga el ocaso entre brumas doradas...... para ocupar de nuevo el trono de tu bóveda azabache y perlada.





Mírame luna, mírame mirarte.... desde mis pies tan hundidos en las piedras heladas y en tus lejanos abrazos que engañan al alba. Mírame porque mis ojos rasgados y afilados, mojados de sal los llevas prendidos a la espalda, banderillas clavadas que mecen tus galas, como férreas espuelas sobre la torda jaca ......
Hoy tu paseo compone acordes con el dulce aire perfumado de los olivares, acordes que nacen de la caricia de tus blancos dedos sobre el arpa de los tejados dormidos y los intrincados y oscuros sueños  omeyas......que inundan con su blanco lamento la noche, la campiña y la sierra.....acunando sin cesar mi alma y mis ensueños sin tregua... 
Y escucho atenta en mis hondos adentros tus paseos nocturnos que suenan a lejana guitarra negra, y saben a vino viejo...... y al paso airoso del caballo que el Gran Capitán regenta...



Y bailo tus callados sones de dulce y oscuro olvido de reina con el vuelo de mis faldas negras, entre los angostos callejones solitarios, en donde se alza el Potro, donde los hidalgos caballeros urdieron locuras de señores y doncellas... Y danzo sin cesar tu canción de oníricos acordes, esquivo apuestos maleantes y busco la  serena soledad de los rincones perdidos de mi judería negra .

















Publicar un comentario en la entrada