La pérdida...



Cuando algo acaba la pérdida queda..hurgando irrespetuosa en las entrañas indefensas, recordando que no está, que la vida quema..



Cuando el corazón pierde su posesión, el alma gana un vacío para sobrevolar, un precipicio para saltar.. cuando el corazón se trocea por la pérdida sin remedio, al alma vuela o cae....

Te fuiste, estabas, y te fuiste..
Te llevó la parca o te fuiste con ella,
te fuiste lejos, no naciste,
nunca estuviste a mi vera...

Tu mano, ya sin fuerza
no toma la mía, no me besa.
No estás, te fuiste muy lejos, 
me dejaste triste, sola y sin velas.

Sólo tu cadáver absurdo y vacío,
hermoso cuerpo sin amo,
ya no me habla de ti, no tiene brío...

Te fuiste, me abandonaste sin cielo,
sin tierra, paredes ni aire..
Soy cobarde...vivir sola es un reto,


inexpugnable..



Es quizá egoísmo mi pena, no por tu mal si no por el mío y mi pérdida cobarde. No por tu dolor, no por tu destino infinito..por mi pesadumbre que es servidumbre eterna, muerte en vida, miseria humana...
cielo sin aire.



Publicar un comentario en la entrada