Mi ángel...






En lo profundo laten suave tus lamentos, laten furiosos, laten serenos....En mis recuerdos y en mis esperanzas, en mis certezas y en mis voluntades resquebrajadas...Vives como un niño pequeño nadando mis entrañas, agarrado a mis paisajes... Y así me encuentro aprisionada sin muros ni espadas, atrapada entre tus tequieros y el aroma blanco de la jara.




Y vi disolverse tu esencia en la mía, cual paloma en la tarde y bruma en la brisa....Y te vi posado en mi talle susurrando miradas, mintiendo verdades, demostrando mentiras..... Eres tu, quien como un ángel sobrevuelas mis campos secretos con tus alas torcidas y me entierras en dudas y me das la vida...



Porque nada es verdad y nada es mentira y nada es falsedad si en tu corazón habita.  Porque demuestras tus errores con la fuerza de los necios, fabricando arcos de luces sobre bóvedas celestes, inventando nubes donde sólo hay cielos tersos, amando errado, errando cierto...


Y tus hijos son mis hijos, luz de paz que inunda el mundo, y mis esperanzas, tus quehaceres y pintando vas el mundo con mis pinceles, con mis ideas haces castillos  y los derrumbas de un soplo si te lo pido, y caminas por delante, cubriendo el suelo con trozos de tu alma... por si los piso...
Y vas y vienes, y vuelas y vuelves, y amas y mientes, viviendo mentiras, mintiendo certezas, respirando intrigas, como ángel rebelde.





Publicar un comentario en la entrada