Ven, vida...







Y vive el alma en la soledad ausente, tan falta de aire tan llena de gente...y pasa por mis ojos de guerrera indemne sin más días de lluvia sin más noches dementes...



Y vivo mi vida entre la vida y la muerte, asomada a la puerta, con miedo a perderme, atravesando indefinidas fronteras con alforjas repletas de ilusiones inertes.
Y ocurren las cosas a la vera de mi ser, y las miro de soslayo cantando trovas muertas, respirando exhalados adioses, rondando rimas de trapo... Cantando como canta el deslizar de las lágrimas que sin razones ruedan, sinuosas y lentas sobre los labios... canciones sin notas ni versos, canciones de  aire puro y quebranto.....



Y pasa la vida, rozando mi canto, peinando mi pelo, acariciando mis manos...Pasa cerca pero lejos, muy lejos, subida al fugitivo horizonte violeta, bajo las nubes de nata montada y sobre los hombros de los hombres cansados.
Ven, vida, acércate a mi sombra serena, refúgiate del espanto bajo mi aura de calma perpetua, que yo me refugio del frío en el hueco de tus manos buenas.



....



Publicar un comentario