El sueño olvidado...

Esse Imaginaria



Y despierto... 
y en la boca llevo el sabor agridulce del sueño huido,
de su sombra sin cuerpo,
y de su aliento perfecto y escondido
 en los oscuros jirones del tiempo...


Y despierto...
 y el sueño se ha ido, 
diluyéndose altivo en el aire imperfecto
de mi cuarto a cielo abierto,
sin notar que lo persigo.

Yo tengo un frasco diminuto,
lo tengo junto a mi cama..
Dentro guardo mis noches furtivas
las hermosas, las prohibidas,
de llantos sumergidas...
  de los vuelos altos
sobre  las nubes rosas,
sobre las casas rotas,
sobre los bajos valles.. 
Y dormida sobrevolaba
encaramada a mis robadas alas,
negras cielo...
blancas luna... 
dulces como almíbar azucarada,
agrias cual azabache traicionero,
extendidas al cielo,
ingrávidas como palabras.



Un momento es fugaz... una mirada, el roce del viento templado, el trino del pájaro olvidado, la brisa del batir de tus miradas esquivas que a traición se clavan en las mías y me van amando...Un momento... clavado en las venas de mi alma al recordarlo, un momento que no pasa, un instante rebelde con las letras de  tu nombre en mi sangre dibujado.



Se vislumbra un reflejo, un reflejo de bondad allá a lo lejos, acá en mis adentros...Se vislumbra un reflejo de maldad prohibida, de amor, odio, miedo...Se ve la paz entre las sombras que ocultan mis miedos, entre las luces que iluminan mis días atrapados entre los muros de tus tequieros...


Se vislumbra ahora el rostro dorado del sueño fugado, se vislumbra el sueño olvidado allá enredado entre los bordados de las hebras de tus alas que baten el cansado viento dibujando adioses, y mis lagrimas, que dibujan surcos de esperanzas inacabables, inacabadas y sin lamentos.


Publicar un comentario