La fuente..

Esse Imaginaria






Hay una fuente de amor en alguna parte dentro de nosotros, en el corazón, en el alma...¿qué más da?? Necesitamos amar, amar en el más amplio sentido, al hermano, al amigo, al amante, al amor y a las flores frescas y marchitas, a los niños, a los viejos.. Queremos amar a Dios y al anticristo, al día y la noche, podemos querer con el alma al sol y a las estrellas que bailan preñadas de la luz de la luna y sus brumas bellas... y a la bondad serena, a la maldad manchada de pecados imperdonables que perdonas y deshaces en tus lágrimas bellas...Podemos amarlo todo, queremos querer las luces y sus sombras paralelas... Pero tenemos miedo de querer más que nadie, y dar más de lo que recibimos como pretenciosos contables de abrazos, como guardianes de tesoros que tapiamos para no perder en la cuenta. Y al fin ni amamos ni vivimos, solo sufrimos pesando besos de ida y de vuelta, saludos, roces de manos y caricias prostitutas y en venta.


Somos muy afortunados, ya nacimos herederos de una fortuna capaz de tapiar el mundo de belleza, nacemos plenos de caricias sin estrenar, para malgastar alegremente sin llevar la cuenta... de besos borrrachos de palabras cálidas, de silencios templados y de manos que toman manos de seres amados contra pechos burbujeantes que las aprietan...




Publicar un comentario