Apenas nada...

Esse Imaginaria




En el hueco de unos brazos
 anudados desde el alma,
 habita la risa pequeñita, 
apenas nada...

Y en el silencio de un te quiero,
 el suspiro violeta retoza,
y una mirada entornada 
de sueños naranja...

Tamara Rojo


 En el hueco de unas manos apretadas, 
 en su tan estrecho y acogedor espacio,
 apenas nada... 
unos ojos reflejados 
en otros ojos viven,
 en un instante el universo añil 
de la esperanza.

Y el espejismo del cariño,
que titila en el alma,
apenas nada...
 brilla tan palpable y cierto
 como un beso inesperado
en la mañana.








Publicar un comentario