El refugiado

Esse Imaginaria


Ángeles caídos, 
ángeles sin alas,
 miedo en la noche,
 manos sin nada.


Stefan Gessel


A la vista de todos, 
 transparente guadaña,
son pasto de lobos 
que muerden sin ganas.

Nadie los ha visto
nadie conoce sus casas
no duelen sus gritos
 ni la sangre que mana.

Muros de vergüenza
recorren las almas,
y las palabras vuelan huecas
sin verdades hiladas.

Nada es nada, 
cuando el frío hiela
 al ángel sin alas.

Nada es nada
cuando las palabras
podridas se preñan,
y el  hielo habla...


Publicar un comentario