Febe

Esse Imaginaria



Cabalgaba sobre el negro infinito
apartando luciérnagas y estrellas
y paseando el porte de la más bella,
acercóse y me susurró al oído:



Alexandr Shakhmin


"Yo soy la luna y la luz, la fuente...
y adorno tus ojos de lágrimas
tu corazón de guirnaldas mágicas,
de sueños amantes pinto tus sienes.

Soy yo luna redonda y alargada,
te sonrío y te lloro, si me llamas,
 te embeleso con mi beso de hada".

Y si me buscas en la alfombra del cielo
 ya no consigo ver tus ojos alzados
sin por siempre dócil ofrendarte el alma.






Me apetece

El prado de Proserpina


Hoy me apetece vivir
y no me apetece morir...

No quiero seguir muriendo hoy
 ese poquito que se queda de la vida cada día,
en los resquicios de tus pasillos 
o en la comisura de mis labios.

Hoy quiero nacer, 
quiero ser y ser quiero un poco más, 
volar quiero y crecer; 
hoy, vida, quiero creer y gestar, 
hacer planes, reír, 
y quiero llorar...


Agniezka Lorek


Amanece y las sábanas queman, amanece y el alba llama, el horizonte se incendia, amanece, amanece y la sangre brama.

Cien besos que rebosan mis labios, 
mil te quiero derramados; nunca desperdiciados, rocío, simiente, ilusiones, 
y ojos magos...

La vida se desparrama por el paisaje, 
con pares y pares de brazos que abrazan, 
el sol refleja el recuerdo 
de las estrellas sobre la fuente clara, 
sobre la charca inmensa de tus ojos claros...

Colgada del cielo

El prado de Proserpina



Incertidumbre, 
camino partido, camino robado...
Meta en el cielo, 
destino olvidado...


http://tophinhanhdep.net/44-hinh-anh-girl-buon-anh.html




No sé qué hacer si no me acompañas, 
no sé qué debo hacer si no me nombras,
 tú que diriges los sueños, 
olvidaste el mío que no tiene sombra.

¿Qué he de hacer en la soledad de la noche 
si no discurres mis paisajes?
 ¿Qué he de hacer si no te paseas por mis sueños, 
si ya no amainas mis pesares?

Qué, luna redonda, 
burbuja bella del silencio...
 qué será del principio y del fin
 si no puedo alzar el pensamiento
 y verte allí existir, 
colgada del cielo...



Al sur del sur

Esse Imaginaria




Calienta el sol, 
calienta el cielo.

 Templa el son, 
tiembla el sueño.

 Surge el verso, 
dulce surge,
 viene desde el sur de puntillas
 y en silencio...

Quieta la calima, se extiende lasciva por los sueños y embriaga el alma de esa guitarra, poseyendo todos los besos de los amantes más ebrios...
Y a la sombra del sur,
 el zumo de ese alma se esconde
 en el suelo de un patio
 regado de azahares borrachos de pecados,
 a media noche...



George Owen


Llevo tus colores en la cara, 
no llevo otros. 
Llevo tus rasgos, tus defectos, 
tus recuerdos y mil espadas, 
dibujandos en mi piel tus peleas y tus besos, 
tus ilusiones castradas, tus triunfos
 y cada surco de tus lágrimas.

 Eres mi sol y mi desierto,
 mi sentir y mi desprecio, 
tus te quieros, mis silencios, 
tu eres más y mucho menos.


Al sur del sur

Esse Imaginaria




Calienta el sol, 
calienta el cielo.

 Templa el son, 
tiembla el sueño.

 Surge el verso, 
dulce surge,
 viene desde sur de puntillas
 y en silencio...

Quieta la calima, se extiende lasciva por los sueños y embriaga el alma de esa guitarra, poseyendo todos los besos de los amantes más ebrios...
Y la sombra del sur,
 el zumo de ese alma se esconde
 en el suelo de un patio
 regado de azahares borrachos de pecados,
 y a media noche...



George Owen


Llevo tus colores en la cara, 
no llevo otros. 
Llevo tus rasgos, tus defectos, 
tus recuerdos y mil espadas, 
dibujados en mi piel tus peleas y tus besos, 
tus ilusiones castradas, tus triunfos
 y cada surco de tus deseos.

 Eres mi sol y mi desierto,
 mi sentir y mi desprecio, 
tus te quiero, mis silencios, 
tu eres más, mucho más
 y mucho menos.

Luna

Esse Imaginaria




Nada me queda
 sino el nacarado susurro 
de la siempre nombrada.

Idrassi Soufiane

 Nada me queda 
en medio de la densa oscuridad 
libre y forzada...

 Nada me resta 
tras el apabullo del intangible día,
 nada necesito... 

sino el baño fresco de su luz 
tan tenue y tan callada... 

sino el canto sobrenatural de su esfera 
sobre el viento de las eras, 
y su discurrir cíclico y mágico
 sobre las nubes de tu espera...