Escanciando oro

Esse Imaginaria



En la oscuridad de este averno, 
recuerdo...
En la fría multitud ausente,
te veo...
y bajo mi alma aún doliente
yo no te encuentro
aunque pasen mil años
de invierno...

Recuerdo tu ser pintado en mi piel de hielo, 
recuerdo las simas del pasado ya muerto, 
tu silueta enmarcando mi mundo perfecto, 
tu corazón, diapasón dorado de mi aliento...

Mariska Karto

Recuerdo tus brazos, 
alas blancas sobre negros cielos, 
añoro el batir de tus pestañas esos días 
en que tus ojos aún reflejaban mis ojos,
tan lento...

Te quiero, 
pintando las paredes de mi mundo frío y tordo, 
y lloro tu figura, 
para beber después mis lágrimas sorbo a sorbo...

Amor, mi corazón late por tu corazón ya absorto,
y vives dentro de mi talle, dibujando mis sueños locos,
acompasando mi piano
con notas dulces del pasado,
escanciando oro.

Publicar un comentario