Me hace raro...

El prado de Proserpina

Sin poesía, ¿qué son tus ojos?,
 ¿qué mis sueños, sin su dulce regazo,
 o qué sentido tendría el viento,
 sobre las amapolas en los verdes llanos?.

¿Y los abrazos...?
 ¿Qué el reflejo del sol sobre tus cabellos
 llegaría a ser sin el aderezo de su fantasía,
 o qué sería sin la poesía
 la luna llena transitando al raso?


Mariska Karto


Unos ojos y un sueño y el viento cruzando las amapolas de los verdes llanos, un abrazo y el brillo del sol sobre unos cabellos y de la noche, el astro.
O quizá sin poesía no alzaría nunca mis ojos al sol ni a la luna, ni reparar habría sobre tus cabellos claros, porque sin el cosquilleo de sus alas torcidas reparar en tales cosas, sería vano.

Vano como lo es la contemplación del cielo en la noche, y vano tal que el goce del aroma de unos jazmines en el verano; como leer el mundo en tus ojos entornados, beber cascadas de arcoíris, o abrazar al mundo lentamente con corazón de soñador apasionado.

Si mirar al cielo me hace fuerte,
 y mirar la luna me hace raro,
 he de entonar canciones al viento
 y que subidas al lomo de tal corcel
 repartan opio, azahar y laurel
 sobre los prosaicos valles del llanto.

Publicar un comentario