El sueño hundido..



Había un sueño, hundido entre mis otros sueños más profundos e indescifrados, era un halo ancestral e informe que se apoderaba de cuando en cuando de mis alas, recortándolas al ras en un instante. Me hablaba quedo al oído palabras cabales impropias de su naturaleza onírica y anárquica, centraba mis desvaríos en sensatas razones concéntricas y perfectas, rasgaba el velo de las noches de luna llena, para dejar al descubierto la desnuda realidad descarnada que quema. 

Y me persiguen intermitentes esos furtivos sueños troceados e inconexos, que de repente flashean un instante de mi realidad cubriéndola de volátil ficción...Entonces se siente como quien recibe un baño de agua fría, como quien de repente se quema con el aliento fulgente de un dragón invisible que le persigue desde siempre, desde siempre invisible y a la piel pegado.


Daría Endresen


Esos sueños que no recuerdas y no olvidas,
 que están revoloteando tu cabeza
 con alas transparentes y a veces brillan
 para recordarte que el olvido no te olvida...

Hay un sueño extraño que deforma el tiempo,
 otro que dibuja un bodegón
-naturaleza muerta que augura la muerte y el rapto-
 otro es un tren abandonado, 
 y el último es una voz que me llama alto y claro...
Sin sentido, sin recuerdo,
 sin olvido y a mis miedos acechando.

Puede que algún día, tras la muerte, al otro lado del negro espejo, el velo mágico que cubre mis sueños permanente y de por vida, se descubra ante mis ojos esperanzados y huecos, puede que me llene entonces de ilusiones tras el último aliento, puede que al fin revele para mi una verdad profunda y cierta, y que de sentido, puede, a mis altas pasiones subterráneas y sin meta..


Publicar un comentario