Mel

Esse Imaginaria


Al fin estaba frente al mayor prodígio del orbe, ella, que siempre se había sentido tan pequeña y frágil,  ahora podía sentirse absolutamente invencible comparada a cada ser habido y por haber..

Rebecca-Blair

Habían pasado tres años, tres, desde que la aldea ardiera como una tea prendida en brea, tres desde que aquellos seres de extrañas armaduras labradas arrasaran con todo lo que había sido el universo para Mel, su universo entero..
Ahora, desde lo alto de aquella cumbre que manaba la luz del arco rey del firmamento, ella podía inclinarse altiva sobre el universo de los hombres y los demonios fieros...podía detenerse al fin para respirar la ansiada paz, y trenzar sus destrenzados recuerdos..






Publicar un comentario