Eclipse califal

Esse Imaginaria                            





Hoy la noche es negra y silenciosa,
 la luna nueva, coqueta se dio la vuelta,
 mostrando su ambiciosa ausencia, 
de esencia nacarada y plateada, 
 serena.


Y negros, los montes aceitunados 
y ondulados de la campiña vieja,
esperan, atienden y tiemblan..
mirando al cielo ciegos, 
bebiendo el insuficiente recuerdo 
de la dama escondida,
 sorbiendo estrellas..

Y ya hoy la luna negra,
 tímida no quiso alumbrar la noche, 
descoyuntada por el recuerdo de su presencia
y el agudo grito de su ausencia.. 
Hoy el toro no quiso de la loma bajar,
 oteando incansable en la lejanía el reflejo
 de su amada bella...

Y los trigos, los trigos no quieren mecerse
 al viento quieto de la noche cordobesa,
 y los girasoles se asoman de reojo para vigilar 
el regreso de la redonda esfera...




la luna está enfadada con los vientos y los mares espesos de azahares, y hoy la luna no quiere violentar más amores furtivos con su presencia..

La dama luna, 
desparrama su  imagen 
sobre las negras aguas de los estanques,
  Y los peces de colores del Alcázar,
 beben despacio el ensueño
 de su luz imaginada y fría.. 
sabor canela dulce..
olor a menta.



Publicar un comentario en la entrada