Luna

Esse Imaginaria




Nada me queda
 sino el nacarado susurro 
de la siempre nombrada.

Idrassi Soufiane

 Nada me queda 
en medio de la densa oscuridad 
libre y forzada...

 Nada me resta 
tras el apabullo del intangible día,
 nada necesito... 

sino el baño fresco de su luz 
tan tenue y tan callada... 

sino el canto sobrenatural de su esfera 
sobre el viento de las eras, 
y su discurrir cíclico y mágico
 sobre las nubes de tu espera...


Publicar un comentario