Noel

Esse Imaginaria



El sol caía lentamente sobre el horizonte herido de muerte, su luz, de una calidez agónica, se agarraba con fuerza a las rocas encrespadas de un paisaje que pareciera soñado, las casas blancas y humildes como juguetonas doncellas que corretean los vuelos de sus faldas, salpicaban la de la montaña mientras los buitres leonados dibujaban círculos concéntricos sobre su cabeza..


Exile

Anochecía en el valle y él despertaba a la vida. Apenas abría los ojos, apenas recordaba...Entre las zarzas del suelo su cuerpo, su alma y sus recuerdos se colgaban de dos nubes bajas que asemejaban un ángel levitante con las alas entrelazadas. El húmedo vuelo de las brumas era lento y pausado y su estampa perdía relieve al compás de la noche que invadía poco a poco aquel paisaje, aquel sueño...
La luna hacía su camino, ya alzada sobre la noche helada. Miraba hacia abajo con su lejana altanería, la inalcanzable, la siempre nombrada...Los árboles del bosque se entrelazaban en un ocre edificio de hojas y de ramas, los oscuros murmullos verdinegros, caminaban las sendas ocultas y los ocultos claros acechaban, tan negros y tan fríos como dagas...

Las nubes eran ya deformadas, 
eran ellas claras telarañas aireadas por el viento,
 que atravesaban raudas como lúgubres sábanas 
el profundo firmamento, 
y acariciaban impertinentes a la luna
 que las miraba callada arrebatar su reinado
 por un momento... 

La noche en el bosque Cinereo era pura y fría,
 misteriosa y fundida en sus negras luces como un lamento...
Noel caminaba envuelto en sus tinieblas y en las de sus perdidos pensamientos desconectados...Acababa de despertar en aquel bosque inconexo, inconexo el bosque y su cerebro...Miró  alrededor sorprendido y extraviado, sin saber...buscó en el paisaje una explicación a su existencia, a su identidad y las ocultas razones que le habían llevado a despertar en aquel aislado y lúgubre lugar de no sabía que país o tiempo...
¿Qué pasaba?¿Quién era y qué hacía allí...?


galleryhip.com/hide-and-seek-alone-stori...


Angustiado ya, consciente al menos de su desamparo, buscó explicaciones en los pliegues de su camisa, en el aspecto de sus jirones, tan extraños para él como sus propias manos.


www.fotolog.com/traigo_lasemilla/48944541/

El bosque se encorvaba cada vez más sobre su cabeza, como observando su desconcierto, su pérdida...como un manto fúnebre y bello que le arropaba frío y en silencio...


Crimen y Castigo



Sus pies descalzos, fríos y maltratados, hablaban de un largo camino que no recordaba y los restos de su camisa, de un oscuro suceso perdido entre las negras hebras de sus alas, en tembloroso retroceso de asombro y miedo... Sus manos, extrañas y ajenas, no decían nada, calladas como brujas interrogadas e impávidas ante una hoguera de dudas macabras..


Kirill Vorontsov

Mientras, un nuevo alba se anunciaba entre los árboles con los dorados porvenires de un día sin preludio.

 Se levantó de nuevo, como si levantase con sus delgadas fuerzas maniatadas un herrumbroso mundo empapado y ahogado en el negro lago del desconcierto...
pesado, sin rumbo, 
demasiado tarde, 
agotado, 
quieto...

Anduvo un buen rato inmerso en su negro vacío sin resquicios, bañado por el sol de la mañana que anunciaba trinos ajenos, flores impredecibles e impertinentes vuelos de aves alocadas...Alzó la vista y allí estaba.. aquel valle amapolado y verde manando rocío, manando calma, manando niños que jugaban corriendo unos tras otros y aquellas madres que ajenas, los llamaban con  voces felices por sus nombres.
 A lo lejos, pintado, un pueblo de cuento de hadas se debatía entre la bruma de la mañana y los imposibles rayos horizontales del sol del alba...


Javi Coelho

El grupo de repente reparó en su presencia y sus juegos y sus risas desaparecieron en el aire perfumado.
 Aquellos ojos de extrañeza y temor dibujaban sin quererlo su figura, y Noel pudo verse tallado en sus pupilas asustadas, y Noel pudo saberse en un segundo, como se conoce la muerte cuando la piel es fría y blanda.
Pudo descifrar en un instante sus mil pasajes olvidados, los indefinidos minutos y los translucidos sucesos, los malos tragos, los tragos densos y entremezclados en las entrañas de un extraño ser perdido y secreto de naturaleza opuesta a la vida.. En ese instante miles de flujos culpables corrían por sus venas violentas y espesas... demencias, sangre y negras sombras de diablo entre diablos habitaron violentamente sus vacantes recuerdos. Pudo recordar al fin su procedencia, su jauría, sus hermanos, unos temerosos, otros masacrados y otros violentos amantes de un caos aún no inventado que habitaban las oscuras profundas fosas del infierno... y se hicieron en ese instante descarnada certeza, sus orígenes profundos y blasfemos..



¿Era locura, pura demencia, síntoma de enfermedad o la realidad de su pasado..? ¿Eran sus extraños pensamientos distorsionados o eran los fieles recuerdos del pasado dibujados en los ojos de unos niños azarados y huidizos?
¿Qué vieron en él que les causó espanto...?
Ellos corren a sus casas a atrancar las puertas con cerrojos y palos, los hombres acudirán pronto a buscar a la bestia, con armas, coraje y valor de padres y hermanos.

Entonces Noel se supo, y horrorizado de su detestable existencia se dejó caer de rodillas, miró al cielo desesperado y se entregó al destino dejando caer sus azabachadas alas y su frente impura sobre las hermosas flores blancas y bellas..!!





Continúa: Noel III
Publicar un comentario