Mis sienes marcadas...

Esse Imaginaria


Ninguna de entre todas las joyas que el mundo supo concebir para seducirme, ninguna pudo, nada puede ni por un segundo distraerme. Nada consigue apartar mis sueños del dorado de tu luna, cuando sobrevuela tus estanques color azabache y oro y verde... 

Agniezska Lorek


Nada pudo, nada puede... apartar mis sueños de tus aromas, tierra de rincones escondidos como tesoros.  Nada precio alguno tendría si sobre tus verdes y amarillas campiñas no se posaran mis ojos... porque tu natural esencia se enreda, con tus artificios profundos y sordos, los que no escuchan ni reflejan artes aprendidas, los que manan manadas de misterios oscuros y 
tordos.
Ejércitos enteros de columnas, 
ejércitos de piedras, 
milicias de azahares de hojas anchas
 que rezuman alientos pasados y tatuados
 en el trigo de las espigas, 
y en los mil labrados arcos 
trabajados con los ojos cerrados...

Córdoba, viaje del tiempo, viaje del alma, trágico tránsito entre las letras y las calles estrechas que tantos otros amaron... 
Córdoba de mi alma... !! Ya todos los tesoros que el mundo me brindase me estorbaran, si tú no navegases mis sienes marcadas...

Ven,
 o voy si tú me llamas.
 Ven,
 y trae sobre este vergel extraño
 tus sombras de calima cercanas.
 Ven o sopla sobre mi piel,
 todas y cada una de tus almenas
 que sobre la bruja luna se hallan pintadas...

Ven,
 o que me sobrevengan
 todos tus oscuros misterios, 
si ese es es precio 
 de respirar tu flama...


Publicar un comentario