Asesino universal



¿Somos conscientes de lo que somos en relación a lo que nos rodea?





¿Qué es el tiempo? 
¿poderoso aliado en los infortunios? ¿ese que a todos los justos y el orden restablece? ¿o el asesino universal al que esperamos pacientes?



Altas torres, divinos reyes, mendigos andrajosos y hasta las hermosas y blandas flores, todos bajo su infinito peso pasaron de ser ciertos a no dejar ni polvo ni recuerdos.



El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación.
(Wikipedia)







"Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir"
(Tennessee Williams)



"El tiempo se vuelve sigiloso cuando se reclama por los vestigios que deja a su paso"
(Charly Sanz)



"Nacemos para vivir, por eso el capital más valioso que tenemos, es el tiempo, tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene límites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos"

(Facundo Cabral)







¿Acaso somos conscientes de lo que somos en relación a lo que nos rodea?

Desde nuestra posición subjetiva somos incapaces de ver más allá de cuatro ideas entre románticas y fatalistas de lo que el paso del tiempo hace con nuestras vidas. A través de los libros, apoyándonos en la perspectiva que nos da el poder asomarnos al panorama de la realidad, empinados sobre la atalaya que nos brinda el limitado conocimiento humano, vemos, o creemos ver entre inciertos reflejos y medio deslumbrados una realidad a medias que no satisface nuestra curiosidad y nos devuelve a tropezones al amparo de la subjetividad de la atroz ignorancia.








¿Cuarta dimensión o sólo una magnitud capaz de adoptar diferentes valores en virtud de nuestras más intimas sensaciones?

12 comentarios:

  1. Hermosa reflexión. Hermosa duda. El tiempo quizá sea el espacio en blanco de una hoja de papel. Nada mientras nada se hace con ella. Todo cuando se piensa en lo que se podría hacer. Algo cuando se hace algo con ella.
    Y además el definitivo igualador, el punto de convergencia hacia el que tendemos, y donde desaparecen los sueños y los miedos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Iván por tu comentario. Este tema me viene grande...como todos, pero ¿porqué no abordar nuestras más acuciantes dudas desde la perspectiva que nos tocó?
    No sabría definir algo de lo que no conozco más que sus efectos y no su naturaleza, pero, como muy bien dices si algo hay seguro, es que lo es todo si se sabe usar. Gracias y mis más sinceros saludos.

    ResponderEliminar
  3. Alguien nos tiró a la vida y nos dio el mandato. Y pobres de nosotros, crédulos, nos empecinamos en cumplirlo. ¡Que escaso es el tiempo para todo lo que hay por delante! El hombre va a vivir 140 años. ¡Que bueno! ¿Que bueno? Sinceramente no sé que hago aquí... ni me interesa... ¿Cuanto? ¡Que me importa! Leo, aprendo, camino, conozco, amo y odio... ¿Tengo otro remedio? Estoy mientras estoy y un día, no importa cual no voy a estar más... Al final sabré el principio... o no... No importa, no puedo evitarlo. ¿Vale la pena preocuparse por aquello que nunca vamos a saber o que lo sabremos de cualquier forma? Leo tus reflexiones y me gustan. Me apasiona que alguien reflexione. Me hace feliz. Creo que es lo único importante... Lo demás?... lo demás no tiene trascendencia... con un minuto basta.
    Alberto

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Alberto, creo que tienes mucha razón, nuestra situación ante asuntos tan inabarcables que son ellos los que nos abarcan es de una total indefensión. Esa filosofía con que tu lo planteas es bastante relajante, aunque siempre quedan esas preguntas como espadas colgando sobre nuestras cabezas, dando vueltas sin parar sobre la siempre insatisfecha ambición de saber.

    ResponderEliminar
  5. El tiempo, uno de mis temas favoritos... lo trataste muy bien, Alfmega. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sonia, saludos también para ti, y gracias por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el comentario de Alberto ¿PACO?. En fin, que estoy de acuerdo 100%, pues pienso que cualquier otra cosa es especular, divagar, crear y magnificar a partir de dichas especulaciones. Asi que, me dejaré llevar por la vida e intentaré recorrerla lo más feliz y dignamente posible. ¿Tengo otro remedio?...

    ResponderEliminar
  8. Hola Antonio, gracias por tu comentario, posiblemente, no, seguro que es lo mejor..... la sencillez del dejarse llevar....agradezco tu punto de vista, saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Alfmega, buena reflexión del tiempo. Te dejo una estrofa de un poema que escribí sobre este tema. Un abrazo.

    Eres tiempo, vida y muerte
    tu esclava nací y así moriré.
    Creces en la agonía
    de querer detenerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Gabriela, me alegro de que te guste. Qué bonito poema, y cómo te agradezco que lo hayas incluido en tu bonito comentario,, un saludo amiga.

      Eliminar
  10. Hola, Alfmega, abordas un tema bien complejo. Es posible que pocos seres hagan este camino sin pretender conocer sus razones, sus rutas, sus posibles salidas. Creo que nosotros somos una de las muchas manifestaciones del tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante, María Eugenia, una de sus manifestaciones....gracias, me haces pensar, saludos amiga.

      Eliminar

deja tu comentario