El barco








¿Buscas una salida?¿Para ir a dónde?
¿Conoces tu destino, el lugar hacia donde desearías dirigir tus pasos?
¿O vas a la deriva, abriendo puertas a azar como loco enjaulado?



Si respiras hondo y llenas tus pulmones con el fragor de tu profunda conciencia lo verás tan claro como la hiriente luz de un día de verano; cielo azul, mar turquesa y al fin de tus brazos están tus manos, tocando el corazón de la gente como se toca el cielo con la mirada, sintiendo que todos viajamos subidos en el mismo barco, sin muros, sin paredes y sin puertas.













Publicar un comentario