La flor Udumbara....




Si deseo un presente para mis amigos es para estrechar sus manos cálidas, agradecer sus atenciones inmerecidas....si deseo un presente para mis enemigos es para estrechar sus manos frías y ofrecer mis cálidas manos tendidas.









Esta flor es para mis amigos, la gente que amo y a quien admiro, para aquellos que me quieren y me respetan en mis limitaciones y mis oscuras ignorancias, también quisiera ofrecerla a mis desconocidos, y, sobre todas las cosas quisiera que esta flor fuera para quienes se consideran mis enemigos, esos que me juzgan y me hieren y me insultan y me duele.....Quiero que sea para aquellos que creen en un dios diferente, que me desprecian sin explicar, que son de otro partido político y creen en la fuerza de las fronteras.......Aquellos que se basan en otras directrices para alcanzar un futuro que yo no comparto, los que tienen su piel de un color diferente... ojos oblicuos o quizá más claros y costumbres desconocidas.....compartamos al menos algo hermoso, estemos de la mano en algo que no duele, quizá si nuestras manos rozan el calor del opuesto enfríe la cólera del que ofende.



(Flor Udumbara)


Hace tiempo que quería regalarles algo, no soy yo de muchas flores... pensaba en alguna poesía de un buen escritor, un texto...pero he visto un artículo que me ha convencido de que una flor era lo correcto......es un artículo que habla de la flor Udumbara, o más bien de la hermosa leyenda que la rodea, que como todas las leyendas me atrae como un imán incontrolable.....Al parecer esta linda, hermosa, humilde y fantasmagórica flor aparece cada tres mil años según las creencias de la milenaria cultura China precediendo el advenimiento al mundo de un gran sabio de gran repercusión, tanto es así que por alguna razón los artículos que hablaban de la aparición de ésta milimétrica y extrañísima flor han sido eliminados de la red conforme han ido surgiendo. 
Al fin es el símbolo universal del obsequio, la dádiva por excelencia, la muestra de admiración, cariño y respeto. 
Os dejo uno de los pocos enlaces que quedan (según ellos)