La mañana.






Y hoy el azul y rosa del alba juegan un juego de esperanza con un barco lejano entretenido en faenar con el extraño violeta. Hoy el horizonte del alba juega colores cálidos y formas blancas, y baja los reflejos cansados de huir de la noche que se sumergen 
en las aguas de luz argentada. Y los marineros esforzados....que los conocen y los aman, los beben a sorbos y los hacen almas...Todas las mañanas bajan del cielo
 y suben del agua, 
todas las mañanas se besan
 a lo lejos sus bocas de azul y plata.


¿Porqué extraña quimera encuentro sorprendida que mi alma se acomoda como gato en la sombra fresca del lejano arrullo del abandono? ¿porqué extraña quimera? ¿Porqué extraño suceso del alma, el alma sola se acompaña feliz de vahos indecisos y fantásticos?
¿porqué es extraña mi quimera?

Porque las razones de la búsqueda hallada son la soledad más serena, porque atesoro mis desesperanzas más que la extraña certeza, porque busco mi abandono con más deseo que la tierna coincidencia y me siento feliz buscando nada, soñando quieta...



Y mientras....allá a lo lejos, mares y mares de aceitunas de rocío luchan en un mar embravecido bajo el sol que nace a un día de fuego, mares de troncos retorcidos, de sudores, de trabajos....mares de espaldas rotas y de hombres sencillos...de serenas olas onduladas y rosas, azules y violetas,....y de corazones nobles color amapola...color aliento extinguido...

Publicar un comentario en la entrada