El ángel del miedo..

Esse Imaginaria



Ya no temo al miedo, no le temo, no existe en mi mundo que no sabe respetar a la muerte ni a los secretos. Porque oscuro es el manto que me cubre, oscuro como los pensamientos que posados sobre mi corazón ya no manan sal de mis ojos ni de mis manos temblor ni recelo.




Hoy es un día extraño,
las horas me llevan en los brazos
no miran atrás, ellas tienen su destino.
Se me llevan mis horas sin dejarme vivir
sin dejarme beber ni comer,
hablar ni dormir,
pensar ni morir...

Sin dejarme buscar mi camino...
secuestrada como una hoja en el viento
como una oveja descerebrada en un rebaño
perdido, equivocado y sin freno.



Hoy es un día extraño, 
no hay lugar para vivir, 
no hay momento... 
presa de mis costumbres 
y de las costumbres del tiempo,
 presa de la vida no podré vivir 
hasta que los minutos se agoten...

Y cuando los últimos minutos se agoten 
habré un minuto olvidado
para sonreírte en la cara,
para beber de tus labios
para respirar de tu aliento
para exhalar en un instante la vida
tras tanta vida muriendo.


Y besaré en la boca al ángel del miedo, besaré el último suspiro, el más certero.. No me amedrentaré de sus negros ojos ni de sus largas alas de brillos azabache, ni de sus secretas intenciones y oscuros pensamientos. 
Y besaré confiada sus labios entreabiertos
 que no dicen nada y gritan secretos, 
y los beberé con ansias de verdades ocultas,
 de vidas escanciadas
 y de las extrañas caricias afiladas 
de la postrera espada que todo lo turba
y que todo lo deshace...
liberando a las vidas opacas
de sus opacas tumbas.
Publicar un comentario