El pájaro blanco....







¿Bondad o necedad?


Mira tus vacías manos......hay en ellas un pájaro blanco.....ese en el que no reparaste, que es tu alma clara y que es tu voz serena, ese que nunca escuchaste y que te hace dormir despierta.... ese halo divino que cuando cae la luna inunda la casa con tu belleza.










Si supiera que el mundo se acaba mañana yo, hoy, todavía plantaría un árbol.
(Martin Luther King)







¿Es estupidez la inocencia? ¿Es necio el generoso?



Esa acorazada esperanza a pesar de todo, esa máquina a vapor capaz de derrumbar problemas insolubles ajenos y propios, esa capacidad para arriesgarlo todo a cambio del brillo de unos ojos...¿puede no ser generosidad sino egoísmo? ¿ puede no ser más que un grito por la atención, un enojo?









Puede....pero es la fuerza que mueve el mundo, porque tu generosidad hacia mi y la mía contigo harían de este mundo una aventura digna de vivir, con las manos abiertas y el corazón henchido, sin litigios ni guerras, sin más tuyo ni mío....de corazones serenos y vacíos de penas como ese agua más profunda, que reflexiona y piensa.





Allí donde el agua alcanza más profundidad, se mantiene más en calma
(William Shakespeare)

14 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda tenemos que escucharnos a nosotros mismos, para que no llegue el día en el que solo hayamos atendido a lo que nos dicen los demás.

    No es estupidez la inocencia, es quizá inexperiencia.

    El generoso no es necio a no ser que lo sea con quien no lo merece.

    De hecho, el amor es egoísta porque con él buscamos ser felices nosotros mismos.

    Gracias por compartir tus bellas palabras, Alfmega marin.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti, Alba por tus impagables comentarios, besos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Bondad o necesidad?... a veces se unen y forman una sola cosa....como en un pequeñin, aunque a veces las personas pueden sorprendernos. Yo tengo fe en ellas, quizá por eso siempre procuro ver lo mejor de ellas, quizá por eso identifico su bondad con una necesidad.
    Un post interesante acompañado de unas bellas fotografías. Buen gusto en su elección. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus comentarios, Sonia, la verdad es que sea lo que sea, si jugamos sus efectos la balanza se inclina a su favor, bien por ella...saludos, buen día.

    ResponderEliminar
  6. Yo todavía creo en la bondad y generosidad de las personas! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo Con autocaravana y sin ella...es lo único que da sentido a la vida, pero demasiadas veces he visto cómo la gente habla de las personas buenas como tontos que no saben lo que les conviene y al fin descubrí cierto toque de egocentrismo en ella....pero aún así sigo pensando que la bondad es la reina del universo, un saludo

      Eliminar
  7. Se confunden, pero no son lo mismo
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias Antonio, eso creo, pero se confunden demasiadas veces, un saludo amigo

    ResponderEliminar
  9. Nada que ver la estupidez con la inocencia... la primera es una falla humana y la segunda el resplandor de la buena voluntad o como decía Gandhi los errores de una multitud no cambian la verdad.
    Es el ego y la ignorancia que nos hacen dudar.

    PTB

    ResponderEliminar
  10. Nada que ver pero camaleónicas, para una gran cantidad de personas amigo Al, la bondad exige la negación del yo en pos del prójimo, y eso se interpreta por muchos como estupidez, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Alfmega, yo sigo apostando por la bondad. Sin duda a veces todos tenemos la sensación de que somos necios al empeñarnos en defender nuestra bondad y nos deja perplejos ser atacados por ello, pero sin duda para mi y veo que para vosotros es el único camino

      Eliminar
  11. Es necedad el egoísmo. Es inocencia y un don ver aún la luz en un mundo que está casi teñido de oscuridad. Es esperanza seguir mirando hacia adelante. Es generosidad ver la maldad y aún así creer en la bondad. Cuidando ese hermoso pájaro blanco que tenemos entre las manos es cuando volveremos a aprender a volar.

    Hermoso post, Almega Marín, es aire para el alma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, aire para el alma son tus ánimos, besos Rosa

    ResponderEliminar

deja tu comentario