Donde viven los sueños

Por la baranda del cielo


Tímidamente me asomo al aire libre que huele a viento,
que huele a viento...
 y te desdibujas y me desdibujo 
en el cálido abrazo del sol intenso.

 Al sur del sur me miras, 
al sur del sur te siento...

Las lomas se arrullan en el monte, 
tus besos delimitan mi cielo. 

 Al sur del sur estás tú, vida,
 allí viven mis sueños.


© Glen Preece


Tímidamente te asomas al aire libre que huele a viento,
y me dibujo y me desdibujo en tus pensamientos,
 delimito mis bordes en el lienzo de tus esperanzas, 
que es de aire, y que el mismo aire diluye en la calma
 y el silencio...

Por momentos nazco y quiero, 
por momentos soy y no soy, 
disolviendo mi propia imagen 
sobre la imagen que me devuelve el café
que sabe a azúcar y huele a verso.

Y mira cómo las onduladas lomas
 se arrullan allá en el monte eterno, 
con sus tonos que al atardecer
son tan cálidos y tiernos...

Y mira cómo son tus besos 
los que delimitan mi cielo, 
y es porque al sur del sur
 está la vida, mi amor...
aquí viven los sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deja tu comentario