Mi ángel custodio...mi madre..




Dulce aliento de ángel custodio, dulce y cálido como tus manos, como tu rostro, dulce tu figura amada, como tus gestos y tu íntima mirada....






 Tus desvelos por mis desvaríos , tus miedos y tu afán por darme mimos....dulce madre de piel de alba y ojos de negro azabache que robaste a la noche cerrada, tan cálidos como la luna ámbar, igual de tiernos que tu gesto limpio y sin reproche. Te fuiste y me dejaste sin abrigo.... tu que siempre me abrigabas.... te fuiste y ya no estás conmigo para que tome tu mano de terso y amado cielo y la cubra de besos pobres, para que te abrace temblando y muriendo de tanto frío sin tu abrigo..... con tanto miedo....en las eternas noches.





Mi dulce ángel, piel de alba.

Publicar un comentario en la entrada