Enredada en los dedos de tus manos...





Y si abres tus cerrados ojos a ese aroma en el cielo suspendido, hecho de luces y recuerdos, de promesas violeta, de deseos imposibles y de otros conseguidos....de nidos de aves dichosas y  sin alas, y de personas aladas en el travieso trayecto de un suspiro....Entonces ves sueños posibles, aún no soñados, que no estrenaste y que te están esperando, no necesitan la ayuda de terceros, si te paras los ves ahí calladitos, enredados en tus dedos, pacientes en tus manos.




Siempre esperas un milagro, te sientas frente a todo y esperas una señal, como los caballos en la carrera, como el toro en el encierro...pasas la vida esperando poder vivir.......y la vida frente a ti, como amante voluptuosa, esperando un suspiro de tu boca, un paso adelante un momento de debilidad en que olvides tu cobardía postergadora.



Ese instante en que conozcas que no estás muerto que ella aguarda calladita,  paciente..... enredada en los dedos de tus manos......encaramada a las trenzas de tus sueños....



Publicar un comentario en la entrada